¿Ejercicio o dieta para nuestros abdominales? ¿Qué es más efectivo?

16
Jul 2020
  • ¿Ejercicio O Dieta Para Nuestros Abdominales? ¿Qué Es Más Efectivo? 1/1

Desde Cocoach vamos a tratar de sumergirnos en este tema y acercaros los últimos resultados científicos que disponemos al respecto. ¡Es posible que te sorprendan!

Lo primero que hay que dejar claro es que eliminar la grasa abdominal no es una apuesta meramente estética, sino que lo que prima por encima de todo es la salud de la persona. Esta grasa, la que se encuentra alrededor del vientre, se divide en grasa subcutánea, la que se puede pellizcar, y grasa visceral, la que se encuentra alrededor de los órganos. Esta última está considerada como la más peligrosa, aunque también está demostrado que es la primera en eliminarse a través de la dieta o el ejercicio.

Pero, ¿cuál es el método más fiable con el que contamos en la actualidad? Desde el programa de salud de la BBC, Confía en mí, soy médico, se realizó un experimento para tratar de dar solución a esta duda. Se reclutaron 35 voluntarios junto con 2 expertos en deporte y nutrición. Todos los voluntarios contaban con un nivel de grasa abdominal que los colocaba en la zona de riesgo para diabetes de tipo 2 y enfermedades coronarias.

Se dividieron a los voluntarios en cuatro grupos. Dos de ellos realizarían ejercicios supervisados por el profesor Dylan Thompson, de la Universidad de Bath, mientras que los otros dos contarían con una dieta vigilada por Fredrik Karpe, profesor de Medicina Metabólica de la Universidad de Oxford.

Así, al primer grupo se le monitorizó su actividad física durante el día y se les pidió que siguieran comiendo de forma normal. Solo se les añadió unas pocas indicaciones para obtener una mayor actividad física. Al segundo grupo, se le asignó una rutina de ejercicios abdominales clásicos que deberían 3 veces al día durante 6 semanas.

Al tercer grupo se le pidió consumir un litro de leche al día, ya que existen estudios que sugiere que puede promover la excreción de grasa. En último lugar, al cuarto grupo, se le controló la dieta y se les cambió a los voluntarios el tipo de alimentación, la cantidad y la forma de preparación. También se redujeron las porciones y los snacks entre comidas, todo supervisado constantemente por un nutricionista.

 

Ejercicio o dieta para nuestros abdominales: ¿Cuáles fueron los resultados?

De los resultados obtenidos tras seis semanas de experimento se pueden extraer bastantes conclusiones. Así, el grupo que mantuvo su alimentación, pero que incrementó su actividad física no perdió nada de grasa, aunque su estado de salud mejoró de manera considerable, disminuyendo la presión sanguínea y algún voluntario el nivel de glucosa en sangre.

El grupo que mantuvo una rutina de abdominales tampoco perdieron grasa ni mejoraron sus parámetros de salud, aunque perdieron alrededor de dos centímetros de cintura.

El tercer grupo, aquel que debía de consumir un litro de leche diario, no presentó cambio alguno, ni en su estado de salud ni en sus niveles de grasa abdominal.

El último grupo, el que disfrutó de una dieta controlada, promedió una bajada de 3,7 kg de peso por persona en las seis semanas que duró la prueba, perdiendo alrededor de 5 centímetros de cintura todos ellos. Se comprobó que la pérdida de grasa corporal había rondado el 5% y la grasa visceral había caído un 14%. El único punto negativo se dio en que también se sufrió una pérdida de masa muscular localizada en las piernas.

La conclusión final es que, a la hora de elegir entre ejercicio o dieta para nuestros abdominales, todo ha de comenzar por una correcta alimentación que nos ayude a conseguir buenos resultados, potenciándolos a través de un aumento de la actividad física.

@robersimon_trainerInstagram: @robersimon_trainer